Comunicación

La importancia de una buena pregunta

Muchos de los grandes descubrimientos comienzan con una buena pregunta. Sin embargo, la capacidad de hacer las preguntas correctas no es algo valorado en la cultura occidental donde “tener” la respuesta importa más que la pregunta.

En las empresas, pasa más o menos lo mismo. Los sistemas de recompensa premian al que tiene las respuestas y no al que hace las preguntas acertadas (por más pertinentes que sean). Pero las buenas preguntas pueden ser estratégicas: ¿Qué hubiera sido de Mac Donalds si Ray Kroc nunca se hubiera preguntado “dónde puedo conseguir una hamburguesa en la ruta”?

Usando preguntas poderosas en las organizaciones

En Alemania, donde las empresas tienen una fuerte influencia filosófica, hay una alta valoración de los cuestionamientos. Empresas como Daimler, Bayer, Siemens y SAP cuentan con el área de “Preguntas Fundamentales” encargada de pensar cuales podrían ser las próximas preguntas. Otras, como HP (Helwett – Packard) o la farmacéutica Pfizer, usan conversaciones basadas en preguntas fundamentales en proyectos tan estratégicos como el de redefinir la visión sobre el negocio o desarrollar nuevos productos o servicios.

La metodología del Game Plan 

La organización es una red dinámica de conversaciones y a través de ellas podemos estimular a sus miembros a investigar preguntas relacionadas con el trabajo e impulsar así, la energía colectiva. Aquí compartimos una metodología que puede resultar muy útil para desarrollar esta capacidad:

1- Evalúe su situación actual: analice toda la información necesaria entender en profundidad el tema en cuestión

2- Descubra las “grandes preguntas”: piense de tres a cinco preguntas disparadoras que estimulen la reflexión y la creatividad

3- Cree imágenes de posibilidad: desarrolle escenarios o historias futuras sobre las distintas maneras en que las “grandes preguntas” podrían ser respondidas

4- Proponga estrategias trabajables y planes de acción específicos para alcanzar las distintas “posibilidades” que dan respuesta a las grandes preguntas.

En síntesis, las buenas preguntas fomentan el ingenio, la innovación y la acción. Por eso, la capacidad de desarrollar preguntas de calidad es un activo estratégico de la organización de cara a los desafíos de mediano y largo plazo.

Aquí va mi pregunta (aunque no sé si es tan buena. Pero ténganme paciencia. Estoy aprendiendo 😉

¿Por qué crees que en nuestra sociedad no se valoran la capacidad de hacer “buenas preguntas”?

_______________________

Yapa:

“Si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada, porque haciendo la pregunta correcta podría resolver el problema en los cinco minutos restantes.” Albert Einstein

_______________________

Fuente: The Art of Powerful Questions: Catalysing Insight por Eric E. Vogt, Juanita Brown and Davis Issacs

 

3 thoughts on “La importancia de una buena pregunta”

  1. Muchas gracias por esta nota. Me recordó una experiencia de hace pocas semanas. Di una charla/taller en sexto año de una escuela secundaria estatal en EE-RR- Se trataba de compartir mis experiencias de vida y de profesión con el objetivo de incentivarlos a seguir estudiando, anhelar hacer algo apasionante de sus vidas. Hablé de envases, de cadena de valor y de sustentabilidad. Mi mensaje al iniciar fue que no estaba allí para “enseñar” nada, que mi éxito radicaría en que algunos de ellos pudieran formularse mejores preguntas acerca de sí y el futuro que deseaban.

  2. En el hecho de preguntar se puede encontrar, y encontrarse, con algo que seguro nos servirá. De esto separo al eterno cuestionador como postura negativa. Las grandes dudas ante simples preguntas es un lindo duo que ayuda a mejorar lo que intentemos.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *